PRENSA
VOLVER
RECISEMANA 4: EL CONTENEDOR MARRÓN

Sí, sí, contenedor marrón. Habéis leído bien. Es el nuevo contenedor que está apareciendo, aún no está en todas partes, pero tranquilos, antes o después lo veréis cerca de casa.

¿De qué va este contenedor marrón? ¿Por qué es necesario? Respondemos a estas preguntas en el post de hoy. ¡Atentos!

Vamos a empezar por donde empezamos siempre, qué podemos tirar y qué no en este contenedor. Sencillo, en este contenedor van nuestros residuos orgánicos, es decir, los restos de comida y poda. Huesos, espinas, restos de carne, verdura, cascara de huevo, conchas o huesos de oliva.

Pero atento, que los restos orgánicos de higiene personal cómo pañuelos usados, pelos o uñas irán a la basura normal (contenedor de resto -gris o verde, depende de donde te encuentres-).

Sin embargo, los papeles manchados de comida como servilletas o cartones de pizza si podrán ir a este contenedor. Así como los palillos de dientes, palitos de polo y tapones de corcho 100%.

¡Pero ojo! que el aceite, aunque sea comida no se tira al marrón, puesto que tiene su propio contenedor el cual explicaremos en otra recisemana.

¿Sabes cómo se tiran los residuos orgánicos al contenedor marrón?

Nuestro nuevo amigo, es un contenedor especialito, y como tal hay que tratarlo. Debido a que este contenedor es de residuos orgánicos, la bolsa que se utilice también debe ser orgánica. Estas bolsas se pueden encontrar ya en la mayoría de los supermercados o tiendas eco. Se trata de bolsas fabricadas con fécula de patata o similar que puede descomponerse fácilmente de forma natural. Por esto mismo veréis que son bolsas finitas que se pueden romper con facilidad si las mojas o llenas con mucho peso. ¡Ten cuidado!

Estas bolsas además deben de ir bien cerradas para que no se salgan los residuos y evitar que los contenedores de la calle se ensucien demasiado, huelan o acudan bichitos. Además, recuerda que la basura siempre se tira por la noche.

Vale, ya sabemos qué se tira y cómo se tira en este contenedor, pero ¿Qué se hace con los residuos recogidos en el contenedor marrón?

Pues se pueden hacer dos cosas: Biocombustible y compost.

Como biocombustible se puede generar biogás, un gas que se produce durante la putrefacción de los residuos orgánicos mediante la acción de microorganismos en ausencia de oxígeno y con usos similares al gas natural.

La segunda cosa, el compost, éste es un abono orgánico que puede ser fabricado directamente desde los residuos orgánicos o con los residuos de haber producido biogás. El compost se obtiene sometiendo a un proceso biológico controlado de oxidación denominado compostaje.

En la imagen de abajo, vemos una pila de compostaje casero (Sí, vosotros mismos podéis hacer compost, os enseñaremos como hacerlo 😉).

¿Veis que útil separar nuestros residuos? Cuidemos del planeta, que sólo tenemos uno.

¡Larga vida a todas las cosas!